Os quiero hablar de una pareja ganadora

26 Apr 2014

Cuando se trabajan con ópticas fijas y deseamos ir ligeros de equipaje puede ser un dilema elegir una óptica polivalente.
Una de mis elecciones preferidas es el 35mm f 2.8 de Carl Zeiss.

Esta óptica equivalente a la visión del ojo humano junto con su calidad y luminosidad nos permitirán hacer tomas increíbles. Un prueba de ello es la fotografía tomada un mediodía en el Paseo Colón de Barcelona.

Estaba entre 15 y 20 metros de la gaviota, disparé esta imagen a 1/4000 y una ISO 1600 poniendo a prueba la calidad de imagen con esos parámetros. Dado que otras gaviotas habían hecho un vuelo similar en formación y deseaba tenerlas bien enfocadas a todas utilicé un  f 10  que dió una profundidad más que suficiente. La maravillosa calidad del sensor así como los 36 Megapixeles, permiten hacer recortes que pondrían en aprietos a muchos teleobjetivos.

huertos

Nada pone límites a la fotografía, sólo vuestra imaginación.


Volver a Experiencias