Los filtros no sólo están en Instagram

17 Sep 2014

Esta claro que con la irrupción de los smartphones en el mundo fotográfico, la aplicación de filtros en nuestras imágenes ha aumentado considerablemente. Aunque pueda parecer que estos los haya inventado Instagram, la verdad es que tiene muchos más años de antigüedad y se han sabido adaptar al nuevo mercado digital.

Pero...¿Qué es un filtro?

Un filtro es un accesorio que se suele situar delante del objetivo para filtrar la luz que entra en nuestra cámara. Su única función, es la de filtrar la luz que incide sobre el objetivo para transformar la fotografía dotándola de un efecto de luz único. Hoy en día podemos hablar de dos tipos de filtros: por mecanismo de acoplamiento y por el efecto que se consigue.

Según la manera en que se ubican los filtros en nuestra cámara, pueden ser:

  • Enroscados: Tal y como su propio nombre indica, estos van enroscados directamente al objetivo. Existe la posibilidad de enroscar varios filtros uno encima de otro, por lo que sus efectos se sumarán en nuestras fotografías. Es importante conocer el diámetro de tu objetivo, pues de lo contrario el filtro podría no ser útil para tu máquina.
  • Acoplados: Utilizan un mecanismo de acoplamiento conocido como portafiltros. Son mucho más fáciles y rápidos de utilizar que los anteriores, puesto que sólo hace falta colocar el portafiltros y aplicar una lámina que será la que funcionará como filtro.

Según el efecto que producen, pueden ser:

  • Filtros ND (Densidad Neutra): Este tipo filtrará todo el espectro visible para reducir la intensidad lumínica que entra por el objetivo sin modificar el contraste o color de la fotografía. Son muy útiles para fotografías que requieren un tiempo de exposición prolongado y evitar que se quemen estas. Podemos encontrar de distintos tipos de intensidad.

  • Filtros UV o “Filtros Protectores”: Pese a no generar ningún efecto apreciable en nuestras fotos, evitan que los rayos ultravioleta de la luz entre en el objetivo. Algunos detractores están en contra de este tipo de filtros porque pueden provocar la pérdida de nitidez.

  • Filtros Polarizadores: Filtran la luz polarizada lo que hace que se eliminen los reflejos y aumenta el contraste y saturación. Se suelen utilizar filtros polarizadores circulares ya que los lineales dificultan el autofocus.

  • Filtros de Colores: Absorben ciertos colores y sólo dejan pasar otros. Podemos conseguir efectos creativos, sobretodo en las fotografías en blanco y negro, ya que en estas predomina el color del filtro resaltando la fotografía.

En la web de Sony podéis ver los distintos tipos de filtros

En esta imagen podemos ver a la izquierda la original y a la derecha hemos aplicado un filtro azul con Photoshop


Volver a Consejos