Cuando la foto es Arte

25 Jun 2014

Hoy voy a hablaros de cuando la foto se convierte en Arte.

Cuando uno decide afrontar un proyecto como Aphotoyear, en el que cada día debe hacer fotos diferentes y cada día debe intentar asombrar al espectador, es una decisión acertada aliarse a la profundidad de campo y jugar con ella.

Ya hablé de este principio en la experiencia que relataba el paseo con el Macro.

Para mi la foto es un arte y como tal mi principal objetivo es que guste a quien la observa sea cual sea su condición. Comprendo las reglas pero no siempre las respeto por que considero que el arte no debe tener reglas... Me encantan los desenfoques extremos. Variar la profundidad de campo, me permitirá tener dos visiones diferentes de un mismo objeto. Dominar esta propiedad es quizás la parte más difícil para el aficionado,  ya que la profundidad de campo dependerá de tres factores:

  1. Apertura del diafragma: del f/1.4 a f/32 - Cuanto mayor denominador mayor profundidad a igual distancia.

  2. Distancia al objeto:  de 1cm a x mts  -  Cuanto menor distancia al objeto, menor profundidad de campo. 

  3. Focal del objetivo:  18 mm a 800 mm - Cuanto menor focal, mayor profundidad

Es una buena costumbre conocer las profundidades de campo de nuestros objetivos, sobre todo en fotografía macro, para ello os dejo una dirección dónde podéis averiguar como trabaja vuestra máquina y objetivo. 

ttp://www.dofmaster.com/dofjs.html

Fotografía tomada a 40 cm con un 90mm macro y una focal f/5,6 Sony A7. Según las tablas de Dofmaster, la profundidad de campo de mi conjunto de variables era (Sony a900, aún no está la A7). Mi profundidad de campo era de 0,5 cm , por lo que ambas antenas están un poco desenfocadas. Utilizando una focal de f/7.1  o mayor distancia hubiese tenido mejores resultados.

 

 


Volver a Experiencias