¿Cómo debe ser el cuerpo?

20 May 2014

En muchas ocasiones, los elementos que más nos llaman la atención y que por consiguiente influyen en nuestras decisiones de compra, son aquellos que observamos a simple vista. El diseño, la construcción y la ergonomía del cuerpo de una cámara, son elementos que claramente nos seducen y determinan nuestra compra. Para saber si nos convence, solemos tocarla, probarla y de ahí, tomamos nuestra decisión final.El tamaño del cuerpo viene determinado por el del sensor. A mayor tamaño de este, más grande será la cámara. Todos los elementos que configuran la cámara, influyen en el tamaño de esta. Obviamente, aquellas cámaras que utilicen materiales más resistentes serán de mayor calidad ya que utilizarán materiales que afectan al peso y la resistencia, por lo que su precio será más elevado.

Las cámaras DSLR denominadas “de aficionado”, suelen estar hechas de plásticos reforzados o de acero inoxidable y plástico. Las cámaras dirigidas a un público “profesional”, suelen ser de uso diario, por lo que sus materiales están más reforzados y están hechas de una aleación de magnesio.En cuanto a lo que se refiere a la relación entre cámara y objetivo, serán necesarios cuerpos capaces de compensar los pesos y de una manera ergonómica, rápida y simple, permitir la modificación de parámetros.

Información facilitada por Javier Águeda, fotógrafo profesional. Podéis ver su trabajo en www.javieragueda.com

 

 

 


Volver a Consejos